Ser Ciudadano

La fachada del antiguo edificio de la Registraduría Distrital del Estado Civil de Bogotá se transforma en un territorio habitado por miles de imágenes de ciudadanos que, por décadas, han acudido a las oficinas de registro para obtener su documento de identidad.

A partir de la exploración de los archivos de algunos laboratorios fotográficos tradicionales del centro de la ciudad y, en especial, de las imágenes para documento de identificación que se encontraron en los Estudios Fotográficos Vilon, en el periodo comprendido entre 1939 y 2013, se construyó una pieza visual que quiere llamar la atención de la ciudadanía sobre este edificio que cumplió una importante función al albergar la registraduría local y que ahora, en desuso, ha desaparecido de manera progresiva del imaginario colectivo de la ciudad y enfrenta un presente en deterioro y un futuro incierto.

Para este fin, la intervención como táctica confronta, de un lado, la transformación permanente de nuestra imagen física a lo largo de la vida, y del otro, la imagen estática que de nosotros se conserva en la institución pública. De esta última, entre otros ejemplos, la correspondiente al documento de identidad, nos acompaña desde que nos constituimos como ciudadanos y, en muchos casos, por el resto de nuestra vida como un recuerdo invariable de lo que fuimos. En el marco temporal que da el ritmo áureo de una imagen por segundo, miles de rostros se toman la fachada del edificio sobre la carrera séptima de Bogotá, para establecer una frontera fértil en sentidos y significados entre el mundo del transeúnte y el mundo institucional. Un ejercicio de acumulación de elementos materiales e inmateriales pertenecientes a la memoria que compartimos como bogotanos.

En esta experiencia se crea un pulso-viaje colectivo a partir del uso de la imagen que a cada uno nos identifica como ciudadano, la cual habita y habitará la institución para siempre, al ser la gente el elemento constitutivo y central de todo ente público. Son 22.249 imágenes, el mismo número de días que la registraduría ha emitido cédulas de ciudadanía, desde el 24 de noviembre de 1952 hasta el día en que se inicia este evento de 48 horas. Ser ciudadano es una acción que incita a reflexionar sobre el origen y el destino de los espacios que le pertenecen a la comunidad y que están en peligro de desaparecer para siempre, entre otras razones, por la desidia colectiva. Es el edificio de la carrera 7ª con calle 16 un ejemplo más, ese que por muchos años fue el lugar donde varias generaciones de bogotanos tuvimos nuestra primera experiencia institucional como ciudadanos colombianos.

Concepto: La Máquina Somática
Fotografías originales: Estudio Vilón - German Villamil, Patricia Villamil.
Reproducción fotográfica: Santiago Troppoli y Ariel Barco
Asistentes de producción: Lorena Aguirre y Jaime Valencia
Posproducción video: Juan Orozco y Andrés Jurado
Producción ejecutiva: Edwin Maya
Registro audiovisual: Felipe Camacho
Diseño y producción: Alexander Gümbel
Concepción y Dirección: Javier Gutiérrez R.

Una comisión del instituto de Patrimonio Cultural de Bogotá.
Subdirector: Alejandro Burgos.
Curadora del proyecto: Eloísa Jaramillo.